El Desheredamiento y la indignidad testamentaria

Por: Julian Murcia - febrero 12, 2020

El desheredamiento es una figura jurídica por la cual el testador puede dejar sin herencia a un legítimo riguroso. El ejemplo  más sencillo, cuando se ha cometido injuria grave en contra del testador, de sus bienes, de su cónyuge, de sus hijos o padres. Solo se presenta en las sucesiones testadas y así lo debe manifestar el testador en la escritura pública..

Mientras que la figura de indignidad testamentaria impide que el sucesor reciba una herencia, no por disposición del testador, sino de los coherederos del causante, que lo solicitan judicialmente argumentando actos ilícitos en contra del testador,  como por ejemplo haberle amenazado para redactar o cambiar el testamento. La indignidad puede declararse tanto en la sucesión testada como en la intestada.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *